Espada Colada del Cid empuñadura de...
Espada Colada del Cid empuñadura de...

Espada Colada del Cid empuñadura de latón

105-L
425,25 €
Preparación entre 4-6 semanas y entrega en España en 48 horas, Europa entre 4-7 días y resto del mundo en 10 días.

La Colada, junto con la Tizona, quizás es la espada más famosa de todas aquellas formadas en España a lo largo de su historia. Hablamos de las dos espadas -de las que tenemos constancia- que empuñó el Cid Campeador y que protagonizaron las gestas más míticas recogidas en el Cantar del Mío Cid.

Longitud Total
98 cm
Longitud Hoja
80 cm
Peso
1600 gr
Empuñadura fabricada en
Latón fundido y repasado a mano
Tipo de funda
Acabado

 
Longitud Total
98 cm
Longitud Hoja
80 cm
Peso
1600 gr
Empuñadura fabricada en
Latón fundido y repasado a mano

También podría interesarle

Espada del Cid

Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como el Cid Campeador, fue un caballero del siglo XI y considerado como uno de los principales héroes de la historia de España. Tal es su fama, que hasta sus espadas adquirieron reconocimiento: Tizona y Colada. Ambas fueron protagonistas de algunas de las mayores hazañas que tuvieron lugar durante la Reconquista. El Cid Campeador inspiró el cantar de gesta más importante de la literatura española: el Cantar de mío Cid.

La Tizona es una pieza única, ya que se calcula que solo se fabricaron una cincuenta copias, según las crónicas andalusíes de la época, con empuñaduras de oro y plata. Actualmente, se exhibe en el museo de Burgos. 

En 1998, se realizó un estudio por el que se consiguió averiguar mucho sobre esta mítica espada. El hierro del que está compuesta proviene de Sierra Morena, está forjada con acero suave y de bajo contenido en carbono, el acero es blando pero, tras un tratado de carburación que consiguió endurecer el exterior. Además, consiguieron constatar que la espada se forjó en el siglo XI, aunque se desconoce el año exacto, ya que pruebas más detalladas podrían dañar el estado actual del arma.

Hay varias teorías sobre como esta espada llegó a manos de Rodrígo. Una de ellas, defiende que el Cid pudo arrebatársela -o recibirla- de  Abubeker, pariente del emir almorávide Tusuf. Otra, especula sobre la posibilidad de que la pudo haber obtenido como botín de guerra al pelear contra Ramón Berenguer I, Conde de Barcelona; o de Armengol I, Conde de Urgel, ya que ambos estuvieron en posesión de esta según el documento templario “Liber Feudorum”.

La Colada fue la otra espada conocida con la que contó Rodrigo Díaz, que ganó en combate al Conde de Barcelona. Ahora mismo hay una expuesta en el Palacio Real de Madrid.

El Cid regaló ambas espadas a sus dos yernos infantes, según cuenta la leyenda. Pero las recuperó tras la afrenta que estos cometieron sobre sus hijas. De ambas se conservan la hoja del siglo XI pero con empuñadura renacentista.

Pese a ser recordado como un cruzado del bando de la Reconquista, a lo largo de su vida pasó a luchar bajo las órdenes de diferentes caudillos, tanto cristianos como musulmanes, por lo que algunos historiadores le asemejan más a un mercenario que a un héroe.

¿Quíeres que personalicemos tu espada?

Ponte en contacto con nosotros.

Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios.

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: ENCINAS PLIEGO, SANTIAGO REGINO Fines del tratamiento: mantener una relación comercial y enviar comunicaciones de productos o servicios.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición.
Más información del tratamiento en la política de privacidad.

Opiniones de nuestros clientes

Lo que opinan de nuestras espadas

Síguenos en

INSTAGRAM

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Puede obtener más información AQUÍ.