Espada Gladius Empuñadura de Madera

Espada Gladius Empuñadura de Madera

137-M
247,00 €
Preparación entre 4-6 semanas y entrega en España en 48 horas, Europa entre 4-7 días y resto del mundo en 10 días.

La gladius es la espada que todos asociamos a los soldados romanos. Su hoja de doble filo y su pomo característico hacen de éste un modelo irrepetible que ayudó a las legiones romanas a expandir los límites del imperio alrededor del mar Mediterráneo. Hazte con un modelo para sentir en tu empuñadura el poderío de uno de los mayores imperios de la historia.

Longitud Total
75 cm
Longitud Hoja
55 cm
Peso
900 gr
Empuñadura fabricada en
Madera barnizada
Tipo de funda
Acabado

 
Longitud Total
75 cm
Longitud Hoja
55 cm
Peso
900 gr
Empuñadura fabricada en
Madera barnizada

También podría interesarle

Espadas romanas

Como cualquier civilización de la Antigüedad, el Imperio Romano asentó su supremacía en torno al desarrollo tecnológico en su armamento. En cuanto a las espadas, destacaba la “gladius hispaniensis”, usada por las legiones de la Antigua Roma (desde el siglo III a.C. hasta el siglo IV d.C.).

Pero los romanos eran conocidos por aplicar estrategias de batalla que les permitieron ganar muchas guerras. Un ejemplo es la victoria de Paulo en la batalla de Pidna, donde la combinación de caballería, vélites (infantería ligera), legionarios y centuriones -primando cada unidad de batalla en el momento oportuno- consiguió que el lado romano contara con 100 bajas, por las más de 20.000 de los macedonios.

Hay que aclarar que el término gladius es el usado para referirse a las espadas en Roma, pero con el paso de los siglos esta palabra ha pasado a usarse para describir a la más característica de esta civilización. Como curiosidad, la spatha -que sustituyó a la gladius en la época decadente del Imperio romano- es la que dio lugar a la palabra espada.

Las gladius contaban con dos partes: hoja y empuñadura. Esta última contenía un pomo redondo -para evitar que se escapara de las manos del soldado- y el guardamano, de madera y recubierto de latón. En cuanto a la hoja -recta y ancha de doble filo- se usaba hierro de alta calidad para su fabricación. La parte externa era alta en carbono y la interna, baja.

Hay debate sobre el origen del gladius. Por un lado, hay quien afirma que estaba en la península ibérica, ya que los celtíberos que lucharon del lado de Cartago en las Segundas Guerras Púnicas portaban armamento muy similar a estas. Otros, como Fernando Quesada Sanz, sostienen que se trata de una evolución de una espada celta, que luego se adaptó en la península ibérica. Lo cierto es que los Romanos no esperaron a finalizar esta guerra para dotar a sus tropas con este nuevo armamento -superior al que usaban hasta entonces, de origen griego-. Prueba de ello es que el primer modelo se llamaba ‘gladius hispaniensis’ o ‘espada hispánica’.

La gladius fue evolucionando. Si bien al principio tenía unas características casi idénticas a las espadas ibéricas -forma de daga y punta larga y aguda- con las que conseguían penetrar las mallas del enemigo. Su creación se fue estandarizando hasta dar lugar al modelo Pompeya - llamados así por los ejemplares hallados en esta ciudad- con bordes paralelos y punta más corta y vainas de madera y cuero, unidos entre sí con bronce. Podemos distinguir tres tipos:

  • Hispaniensis: es el modelo más antiguo, con una longitud más larga (60-68 cm) y estrecha (4-5,5 cm) que los modelos que la sucedieron.
  • Mainz: modelo más corto -55 cm aprox.- y 7,5 cm de anchura.
  • Fulham: muy parecida a la Mainz, pero más estrecha -5cm- y con lados rectos.
  • Pompeii: entre 42 y 50 cm de longitud y 5 cm de ancho. Introducía variaciones en la empuñadura y tenía una hoja más corta y acinturada.

Es importante destacar que las industrias espaderas de la península tuvieron mucha importancia en el Imperio, agrupando los artesanos en “Collegias”, que prohibían el cambio de una profesión a otra. Consecuencia de esto era que las especializaciones se heredaban de padre a hijo, tradición que se mantuvo durante siglos tras la desaparición de esta civilización.

¿Quíeres que personalicemos tu espada?

Ponte en contacto con nosotros.

Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios.

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: ENCINAS PLIEGO, SANTIAGO REGINO Fines del tratamiento: mantener una relación comercial y enviar comunicaciones de productos o servicios.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición.
Más información del tratamiento en la política de privacidad.

Opiniones de nuestros clientes

Lo que opinan de nuestras espadas

Síguenos en

INSTAGRAM

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Puede obtener más información AQUÍ.